Nuestras Reglas, una a una (XII)

DEL GOBIERNO DE LA HERMANDAD (I)

El arzobispo de la diócesis ejerce su ministerio pastoral con las asociaciones de seglares por  medio de la Vicaría General. El cauce ordinario de relación de la Hermandad con la Curia diocesana es el Secretariado Diocesano de Hermandades y Cofradías. La hermandad contará con un Director Espiritual que prestará su apoyo y asistencia con su consejo y ayuda. Corresponde al Arzobispo su nombramiento.
Funciones del Director Espiritual Ejercer el Ministerio Pastoral a favor de la hermandad y de los miembros de la misma. Asistir, cuando lo estime oportuno, a las sesiones de la Junta de Gobierno con voz pero sin voto, así como a los Cabildos Generales con voz pero sin voto, salvo corresponderle por ser miembro de la hermandad.
Dar su parecer y visto bueno a todo lo referente a actos de culto, proclamación de la Palabra de Dios, formación cristiana de los hermanos y obras de apostolado y caridad. Estar presente en la toma de Juramento de nuevos hermanos y toma de posesión de miembros de Junta de Gobierno, por si o por un delegado. Y cuantas le sean atribuidas en su nombramiento.
El Fiscal
Comparte con tus amigos.