María Santísima del Amor

La imagen de María Santísima del Amor fue bendecida el 18 de enero de 1970 por D. Antonio Franco Garrido, actuando como padrinos los hermanos fundadores de la Hermandad D. José Pérez Blanco y su esposa Dª María Rosario López Mojarro, y D. Teófilo José Navarrete y su esposa Dª Cristina López Sebastián.

Es una imagen de candelero para vestir, realizada en madera de cedro y pino Flandes en 1969 por el escultor sevillano D. Jesús Santos Calero, Antiguo Alumno del colegio de La Salle-La Purísima, donde se fundó la hermandad.

La Hermandad cogió una imagen que ya tenía hecha por su prestigio artístico y por ser además Antiguo Alumno de La Salle en cuyo colegio de la calle San Luis se fundó la Hermandad. La Virgen del Amor representa a una imagen de Virgen dolorosa al estilo sevillano, con una particularidad muy especial: en Sevilla la imaginería por lo general se desarrolla en estilo barroco, que es el estilo más característico en la Semana Santa sevillana, pero esta imagen de la Virgen del Amor presenta una belleza serena, sosegada y armoniosa, propia del estilo neoclásico, alejándose de los cánones barrocos.

Tiene unas bien dibujadas manos que sostienen un pañuelo donde enjugó todas sus lágrimas, aunque aún le quedan en su rostro algunas que reflejan el dolor pasado. La expresión de la Virgen está llena de humanidad; el artista ha conseguido recoger el momento más humano e íntimo, el de la máxima resignación: es la entrega personificada.

Esta obra fue la primera que hizo Jesús Santos Calero para Sevilla y sentía por ella un gran cariño, realizada especialmente para la Hermandad de su Colegio. Su labor se encaminó más tarde hacia otras provincias y restauraciones para hermandades sevillanas.

Tenía Santos Calero una personalísima visión de las Vírgenes dolorosas, que se estampa en los ojos de la del Amor, que aparecen entreabiertos, doloridos, tristes y cansados, pero conservando una expresión de ternura. Se adivina un buen dibujante en la nariz recta y la pequeña boca, perfectamente talladas. Es una talla que expresa el estilo neoclásico, donde prima el dibujo y la simetría sobre el color, como se ve en la palidez de las carnaciones. 

Comparte con tus amigos.