Santa Marina

La imagen de la mártir gallega Santa Marina, titular del templo desde el siglo XIII y de la Hermandad desde 2005, se bendice el 15 de julio de 2007. Tallada por Miguel Ángel Pérez Fernández y Ricardo Llamas León, sustituye a la que desapareció en el incendio de 1936, obra de Adolfo López.

La talla representa a Marina, adolescente de 15 años que muere decapitada el siglo III por no renegar de su fe y por no ceder a los deseos lascivos del alto funcionario romano Olibrio; asimilada a Santa Margarita, su cuna se ubica en Limia o en Pisidia según las diversas leyendas, pero la que se venera en Sevilla -como en otros templos medievales castellanos- hace referencia a la tradición gallega de Aguas Santas, en Orense.

La iconografía, pues, la presenta joven, con la palma martirial circundada por dos coronas -la de su virginidad heroica y la del mismo martirio por la fe-, portadora de una cruz y en actitud de humillar un dragón, pues según el relato tradicional, con esta forma se le presentó el Maligno para tentarla en la mazmorra, e incluso la tragó, pero ella salió indemne de su interior gracias a la Cruz; por esto es invocada como milagrosa Abogada de las parturientas.

De talla completa y estilo plenamente barroco, sus líneas valientes denotan energía y actitud de triunfo: la joven eleva arrobada la mirada a la Gloria, mientras sostiene sus atributos iconográficos y pisa con fuerza y santa decisión el cuerpo de la Bestia. Destaca por el cuidado trabajo de los ropajes, tanto en su movido diseño y ejecución como en su rica policromía.

Los elementos de orfebrería, aureola, coronas y cruz, son de Hermanos Delgado López realizados en 2007 en plata de ley.

Santa Marina

Comparte con tus amigos.